Preguntas frecuentes

¿Es momento de ir a un psicólogo en Málaga o puedo esperar un poco más?


Normalmente los problemas psicológicos sin tratar con el paso del tiempo se agravan. No esperes más y afróntalos con la ayuda de uno de nuestros psicólogos de Salutis Centro Psicólogos Málaga.




Ya lo he probado todo, lo mío no tiene solución, ¿En que podría ayudarme Salutis Centro Psicólogos Málaga?


Cuando probamos diferentes alternativas y no encontramos la solución que deseamos es normal toparnos con la frustración, y en consecuencia, creer que no existen otras opciones para nosotros. Lo cierto, es que hemos probado todo aquello que a nuestro parecer era lógico, dentro de nuestros esquemas y creencias. En Salutis Centro Psicólogos Málaga, trabajamos con nuestros clientes ofreciendo diferentes psicoterapias, facilitando así nuevas herramientas. Como decía Albert Einstein, "Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes".




¿Es realmente efectivo acudir a un psicólogo Málaga?


Para que la terapia funcione es esencial por parte del cliente la motivación al cambio y el compromiso con el proceso. Del mismo modo, es importante el cumplimiento de las sesiones y la realización de tareas pactadas en determinados casos. En Salutis Centro Psicólogos Málaga utilizamos todos los recursos posibles para que el proceso sea efectivo, aportando a la persona nuestros conocimientos y experiencia. Estamos en constante formación para aprender nuevas técnicas de psicoterapia y ponerlas al servicio de nuestros clientes.




¿Y si no creo en los psicólogos?


La psicología es una ciencia, que se ciñe a un método científico, cuyo objetivo el más complejo de todos: ¡entendernos! Los psicólogos son expertos en el análisis de la conducta, creencias y emociones, preparados para favorecer el cambio en las áreas problemáticas. Del mismo modo que se utiliza una calculadora para resolver problemas matemáticos, puede decirse que el psicólogo es una herramienta para el cambio personal. Confía en un psicólogo, te ayudará.